Exuberancia y desinhibición a partes iguales

Exuberancia y desinhibición a partes iguales

No hace demasiado que hablábamos en esta web de la danza tántrica, de sus virtudes y de los preceptos generales que había que proseguir para ejecutar la danza tántrica de una forma adecuada. Al final de aquel artículo citábamos 2 géneros de danza tántrica, la danza de los principios tántricos y la danza de los siete chacras, y prometíamos dedicar un artículo a estos géneros de danza tántrica. En esta ocasión hablaremos del primero de esos bailes, el que, tal como afirmamos, debe practicarse obligatoriamente en pareja: la danza de los principios tántricos. El deporte es esencial así como imponerse una dieta sana. Es una forma de expresar que nos amamos y que nos encanta mimarnos. Suprimir el desorden de nuestra vida pasa también por tomar el hábito de levantarse y acostarse temprano, descansando al menos 8 horas. Si podemos además de esto agregar una siesta de 15 o veinte minutos favoreceremos una recuperación tanto física como mental. Cuando intentamos un estilo de vida activo, revelamos que siempre y en todo momento va a haber alguna aventura pendiente de realizar. A absolutamente nadie le apetece juntarse con alguien y ver como, de la noche a la mañana, su pasión entra en estado vegetativo.

Charlaron del término de representación. Ambos creían que era una filfa por el hecho de que la voluntad, siendo potencia del alma, era personal e intransferible. Las ideas, se representan; las voluntades, no, y menos las populares. Las ideas viejas, las viejas creencias de lo que está bien y mal, no son vigentes ahora y de proseguir con ellas vamos a tener inconvenientes en nuestras relaciones sociales, a menos que encontremos una pareja que piense igual. Indudablemente las costumbres sociales cambian muy de forma rápida, y ciertas son reprochables en cualquier época como la promiscuidad mas no resulta adecuado enseñar a nuestros hijos como nos formaron a nosotros. Es de destacar que Rusia no ha dejado a un lado el masaje para implicarse en las nuevas formas mecánicas de tratamientos fisiológicos; por el contrario, que ha permanecido leal a él y ha continuado sus investigaciones en el campo de terapia manual.

En esta cultura, a un alto porcentaje de mujeres (de 30 a 50 por cien , según diferentes estadísticas) se le complica alcanzar el orgasmo a lo largo del acto sexual, a lo cual contribuyen factores personales derivados de la relación con su pareja y aspectos familiares o culturales. Los hombres no perdemos nada de nuestro planeta erótico con el paso del tiempo, sino mantenemos nuestras capacidades sexuales y, todavía más, la experiencia de vida puede hacer que la sexualidad en la vetustez sea algo verdaderamente agradable y exquisito, como consecuencia de todo lo aprendido a lo largo de la vida. Recuerdo todavía la primera vez que nos hablaron en la escuela secundaria sobre la sexualidad. El profesor contestaba a todas las dudas de la mejor manera posible, pero para nosotros, los hombres, sólo decía: Recuerden, muchachos, la masturbación en demasía tiene efectos negativos: la dilatación del cuerpo, ansiedad y por su puesto, podrían concluir infértiles.

Si no estoy de humor o bien es absolutamente el instante equivocado, se lo haré saber a mi pareja

La magia con monedas no es la más fácil que existe pues precisa del dominio de determinadas habilidades manuales. No obstante, convenientemente explicadas, estas tampoco son realmente difíciles de adquirir y los efectos que se pueden obtener a cambio (apariciones, multiplicaciones, desapariciones, viajes, cambios, etc.) son increíbles. Hay magia con cartas verdaderamente impactante, mas las monedas son objetos físicos reales y rutinarios, cosas palpables, en tres dimensiones. Y hacer que algo que podemos tocar desaparezca o cambie ante nuestros ojos es, sin duda, uno de los efectos mágicos más potentes que existen.

Debo aceptar que, a pesar de ser uno de los tantos descreídos al percibir sobre estos temas, aprender el arte del levante cambió mi vida. Pese a nunca haber tenido grandes inconvenientes, hoy en día estoy considerablemente más confiado en todo género de interacción cotidiana (sea con un hombre o una mujer, en cualquier contexto), y me manejo con mayor libertad al conversar. Tengo el beneficio de saber qué hacer en la mayoría de los casos, y cómo reaccionar ante cualquier situación inopinada con una mujer. Además, cuento con las armas necesarias como para ir llevando las situaciones al punto donde siempre y en todo momento me encuentro en ventaja.

Anecdóticamente, esto es precisamente lo que procuré hace ya bastantes años. Recuerdo que me pasé semanas entrevistando las mujeres que encontraba en jardines públicos, cafeterías, etcétera y grabando las conversaciones. Esta es una de las razones por la que tarde o temprano todos (o bien casi todos) terminamos emparejándonos. Solo que a veces nos juntamos con las personas equivocadas. No malas (que asimismo puede ser), sino más bien equivocadas. Por soledad. Por desesperación. Por comodidad, incluso. En ocasiones, en los momentos más bastante difíciles, caemos en los brazos de alguien que no nos resulta conveniente. Se nos olvida que una relación debe agregar alegrías, no restarlas. Debe facilitar más las cosas, no complicarlas. Debe hacer que nos sintamos mejor en ella, no peor.

Te amo porque amarte a ti es lo más bello

Arnold Kegel había ideado una serie de ejercicios para prevenir la incontinencia. Estos ejercicios se prosiguen usando con ese fin. Ocurrió que los pacientes le hicieron saber los notables cambios que habían percibido. Mi nombre es Isabella y soy una linda y espléndida amante que da todo lo inimaginable en sus relaciones. Brasileira, joven y de mente abierta, tu solo proponme y yo, en portugués te diré sim … y susurrándote al oído que me apetece compartir todo contigo, hasta el momento en que alcancemos la cima del placer. Si estás dispuesto para una cita imborrable, ven a verme … tomaremos una copa de cava mientras nos vayamos conociendo. Generalmente intentaremos siempre tirar de los hilos que vayamos identificando que más nos interesan. Así es mucho más fácil, pues le facilitamos a nuestra psique localizar una vía por la que proseguirse la charla en lugar de dejarla caer en pensamientos inseguros que nos bloquean. Acto seguido se mudó con su esposa a los USA. Jajajajajajaja, ¡que jocoso! Tal y como si eso te evitara sentir, meditar, querer. Al poco tiempo y cuando ya la piel y el alma no resisten más, El Viajero se comunicó con la amante. Empezó a viajar desde los nuevayores para verse con su amante. Esto fue de este modo hasta que al final El viajero decidió mudar a su amante para donde estaba y dejar a su esposa.

Soy una scort que valora por encima de todo el gusto y el saber estar

¿Cuándo nos han enseñado esto?, me preguntaba un paciente con un buen curriculum. Y es que desde su primera vez asocian la respuesta sexual con la prisa. Sus masturbaciones son rápidas, siempre y en todo momento las gozan en situaciones de tensión y cuando comn sus primeras relaciones lo hacen a todo correr. No saben mantener su salud sexual. Muchas mujeres me han confesado que de jóvenes les encantaba que les estimularan sus pechos; pero que después llegaron a un punto en que dejó de gustarles cualquier clase de caricia en ellos. Según el testimonio de estas mujeres, sus pechos se hincharon, se congestionaron y se sensibilizaron más de la cuenta mientras que los pezones se volvían excesivamente reactivos. Lo que había sucedido es que los pechos, y asimismo las mujeres, habían entrado en una fase de repeler cualquier caricia tras estar años soportando una serie de repetidos tocamientos efectuados sin una pizca de empatia. Es usual que un hombre acaricie los senos de una mujer sólo movido por su deseo y entusiasmo; esta acción, como de forma fácil se entiende, no tiene en lo más mínimo en cuenta la intrínseca capacidad erógena de exactamente los mismos. El hombre los toca de una manera que es gratificante para él pero no para inducir una buena respuesta sexual en su compañera. Después, a lo largo del desarrollo del acto sexual, podría ser adecuado un tocamiento más enérgico; mas, al comienzo, lo recomendable es actuar de una forma pausado y sensible. Haz una prueba: toca a tu pareja de una manera ególatra y después hazlo pensando en su respuesta sexual; la diferencia es notoria.

Publicada el
Categorizado como Sexy